“Trabajar como bibliotecaria me produjo síntomas de estrés postraumático”

The Public

A estas alturas supongo que ya habrán oído hablar de The Public, la película de Emilio Estevez. No he tenido la oportunidad de ver la cinta, así que habrá que dejar su análisis y su juicio crítico para otra ocasión.

Comprensiblemente, la obra ha despertado cierta excitación entre la comunidad bibliotecaria, no sólo porque no es usual que las bibliotecas y el trabajo que se lleva en ellas sea objeto de una película dirigida al gran público, sino porque además su trama gira en torno a lo que se ha venido en llamar la función social de las bibliotecas públicas, algo muy apreciado últimamente por algunos sectores de la profesión.

Así que es de esperar que se produzcan reacciones por parte de los bibliotecarios y se produzcan escritos que la evalúen. En nuestro ámbito Julian Marquina le ha dedicado una entrada, donde nos explica la sinopsis y también, detalle interesante (a continuación veremos por qué), que la American Library Association (ALA) ha colaborado en la obra.

Por mi parte, quiero destacar aquí la reacción de la exbibliotecaria Amanda Oliver en LA Times, en un artículo con título más que llamativo: Trabajar como bibliotecaria me produjo síntomas de estrés postraumático (Working as a librarian gave me post-traumatic stress disorder symptoms).

Sigue leyendo ““Trabajar como bibliotecaria me produjo síntomas de estrés postraumático””

Anuncios

Por qué leer todavía

Por qué leer todavía: lectura, cultura, racionalidad es mi primer libro autoeditado en la plataforma de Amazon Kindle Direct Publishing. Por ello seguro que tiene las virtudes pero también los defectos de las primeras veces. En cualquier caso, es una satisfacción personal haberle podido dar forma y traerlo al mundo.

Es un libro breve, formado por una recopilación de artículos sobre el libro, la lectura y la cultura, escritos  en este último par de años. Todos los artículos han sido revisados y en algunos casos su contenido ha sido ampliado de forma notable.

Los escritos tratan aspectos diversos, siempre en el eje lectura – cultura: la posibilidad de prescribir cultura, la noción de buen y gusto, los límites de la crítica cultural, la relación entre genética y cultura,… Destaca en particular el artículo que da nombre a la colección: Por qué leer todavía, o por una nueva defensa de la lectura, en el que ensayo justo lo que título sugiere: una nueva defensa de la lectura en estos tiempos en los que parece que se ha impuesto cierto escepticismo en torno a los beneficios del acto lector.

La tabla de contenidos:

Por qué leer todavía, o por una nueva defensa de la lectura
Prescribir cultura: posible y necesario
Sobre la paradoja de la crítica al buen gusto
¿Deberíamos preocuparnos por una “brecha de lectura profunda”?
¿Leer ficción nos ayuda a aprender sobre el mundo?
¿Lo importante es que la gente lea?
Desacralicemos la cultura, pero no normalicemos la ignorancia
El conocimiento sigue estando en los libros
La falacia lógica del gusto, o ¿qué tienen de malo las historias Disney?
La lectura también es cuestión de genética
La rebelión contra los algoritmos y la vuelta del prescriptor
Leer “los Clásicos”: una pobre guía para la educación contemporánea
Leer mucho, leer bien, leer mejor
Acerca del autor

 

De momento, el libro está disponible en versión ebook. Lo podéis adquirir en Amazon al precio de 3 euros.

Hasta las iglesias de Quebec quieren convertirse en un Tercer Espacio

CRUCIFIJO DE NEÓN

Más que curioso artículo publicado en The New York Times en su versión para Canadá: Donde las iglesias se han convertido en templos del queso, el fitness y el erotismo (Where Churches Have Become Temples of Cheese, Fitness and Eroticism).

El artículo nos explica cómo, ante la dramática bajada en el número de feligreses, las iglesias de Quebec han creído oportuno reconvertirse en…, en fin, en un poco de todo. Sigue leyendo “Hasta las iglesias de Quebec quieren convertirse en un Tercer Espacio”

¿Sustituir las bibliotecas por tiendas de Amazon?: sí, parece lógico

amazonSad

En torno a las bibliotecas públicas hay polémicas para todos los gustos. Pero algunas de esas polémicas son recibidas con mayor indignación que otras.

La última controversia dentro de ese grupo de las críticas indignantes ha venido de la mano de un artículo publicado en Forbes el 21 de julio, escrita por Panos Mourdoukoutas. Su texto ha despertado suspicacias y furores, y en parte con razón: la propuesta de Mourdoukoutas es, ni más ni menos, que Amazon debería susbtituir las bibliotecas locales para ahorrar los impuestos de los contribuyentes. Sigue leyendo “¿Sustituir las bibliotecas por tiendas de Amazon?: sí, parece lógico”

Desacralicemos la cultura, pero no normalicemos la ignorancia

books-2337525_640

El blog de Infobibliotecas siempre es una fuente de estímulo. Las entradas extensas (me gustan las entradas extensas) firmadas por Vicente Funes siempre dejan momentos para la reflexión. La entrada del 26 de febrero no iba a ser una excepción. Titulada Asalto a la biblioteca del distrito 18, me ha dejado rascándome la cabeza en lo referente a la “desacralización” de la cultura. Sigue leyendo “Desacralicemos la cultura, pero no normalicemos la ignorancia”

Leer mucho, leer bien, leer mejor

books-1149959_640

Hace unos días, Txetxu Baradiarán publicaba en su blog Cambiando de tercio una breve pero jugosa reflexión sobre uno de los aspectos del estudio Hábitos de lectura y compra de libros 2017.

Txetxu recogía la definición de lo que en el informe se entiende por “lectura”, una definición que se ha mantenido desde el año 2012. De los tres párrafos que conforma la definición, recojo el primero por ser el que da que pensar:

¿Qué entendemos por lectura? Por lectura se entiende al proceso de aprehensión de determinadas clases de información contenidas en un soporte particular que son transmitidas por medio de ciertos códigos, como lo puede ser el lenguaje. Es decir, un proceso mediante el cual se traducen determinados símbolos para su entendimiento.

En base a lo anterior, Txetxu se pregunta si los datos que recogen el informe “son capaces realmente de medir si existe esa aprehensión y si esos símbolos son entendidos”. Una cuestión importante, porque parece ser que el objetivo general del estudio es guiar la formulación de políticas y planes de lectura.

Mi repaso del estudio de Hábitos 2017 se ha quedado en un plano superficial, sin entrar a analizar en detalle gran parte de la información, y resaltando sólo algún aspecto puntual. Aun así creo que no me equivocaría demasiado si afirmara que los datos, como sospecha Txetxu, no miden si se da esa aprehensión o comprensión. Hasta es más que probable que ni siquiera se intente relacionar de ninguna manera ambos fenómenos (el de la lectura y el de la compresión).

Sigue leyendo “Leer mucho, leer bien, leer mejor”

Repensando la infoxicación, y la función informativa de las bibliotecas

diversitat-de-bides-e1516648084607.jpg

Los días 10 y 11 de mayo 2018 tendrán lugar las 15as Jornadas Catalanas de Información y Documentación, organizadas por el Col-legi Oficial de Bibliotecaris-Documentalistes de Catalunya.

Tal y como dice la página web de las Jornadas:

Con el lema “Diversitat de BiDes” queremos poner sobre la mesa todo aquello que compartimos como expertos y a la vez todo aquello que nos hace únicos y diferentes entre nosotros. Tres ejes temáticos marcarán las sesiones de las Jornadas: innovadores, singulares y gestores.

He tenido la suerte de que el Consejo de las Jornadas haya aceptado mi propuesta de ponencia, que podré presentar en el bloque “Experiencias” dentro del eje temático “Gestores”.

Mi trabajo lleva el título Repensando la infoxicación, y la función informativa de las bibliotecas, y aquí os adjunto un resumen descriptivo del mismo:

La infoxicación se ha convertido en un concepto clave en nuestras sociedades. Se insiste en que la gran cantidad de información que se produce gracias a las nuevas tecnologías tendría sobre los usuarios efectos como la incapacidad de decidir qué información es la más adecuada para una consulta, o la ansiedad provocada al no poder digerir tanta información.

Para los profesionales de la información la infoxicación ha representado una oportunidad para posicionar su perfil, defendiendo su papel de expertos en la búsqueda de información como un antídoto frente a sus efectos.

En este trabajo defenderemos que se han exagerado los efectos de la infoxicación, debido a un cierto determinismo tecnológico (la idea de que las tecnologías producen efectos inevitables en la sociedad) y a una imagen anticientífica de cómo funciona la mente humana.

Para ello mostraremos algunos indicios provenientes de la sociología que dan a entender que la infoxicación no depende del volumen de información total, sino de las circunstancias y capacidades personales. También propondremos que nuestra psicología nos proporciona de una manera “natural” los mecanismos para discriminar información y para consumirla de manera selectiva, poniendo como ejemplo de dos tipos de consumo informativo: el consumo de información política y el consumo de información científica.

Por último, argumentaremos que la adecuada comprensión de la infoxicación tiene implicaciones para la función informativa de las bibliotecas: en lugar de sólo ofrecer servicios bajo demanda, las bibliotecas deberían implicarse de una manera más proactiva en la creación y difusión de contenidos.

 

Si todo sigue su curso, pues, en mayo podré desarrollar el contenido en las Jornadas. ¿Nos vemos allí? 😉