El conocimiento sigue estando en los libros

knowledge-1052010_640

¿Es mejor leer en papel o en pantalla? La pregunta del millón, y la discusión de nunca acabar.

Formulada así, tal cual, es más que probable que sea una pregunta sin respuesta, una mala jugada del lenguaje. Eso no quiere decir que no se puedan argumentar beneficios o perjuicios de cada forma de lectura, aunque eso en sí mismo es otra materia polémica de discusión, en especial si tenemos en cuenta la manera de leer que ponemos en práctica en las redes sociales, y sus particulares dinámicas.

En cualquier caso, cosas de la serendipia, hace poco que he dado con una reseña de la obra de Cristophe Galfard El universo en tu mano, escrita por Javier Sampedro en El País, que contiene un párrafo que da que pensar sobre el libro y la lectura. Leer más “El conocimiento sigue estando en los libros”

Anuncios

Un profesor prohíbe la tecnología en su clase, y las notas de los alumnos mejoran

computer-1761864_640

El 9 de mayo, Lindsay Mckenzie publicaba un artículo en Inside Higher Ed ideal para reflexionar sobre las nuevas tecnologías y la educación.

Hay un discurso muy extendido que afirma que las escuelas deberían estar abiertas a las innovaciones tecnológicas y a la presencia de las nuevas tecnologías en el aula. Para justificarlo se apela a cambios culturales en la forma de relacionarse de los jóvenes, así como a la supuesta pérdida de sentido de la clase magistral cuando la información y por tanto el conocimiento están disponibles en Internet para todo aquel que quiera utilizarlo.

Mckenzie comenta un caso que va en contra de esa lógica, y de una manera muy peculiar. Leer más “Un profesor prohíbe la tecnología en su clase, y las notas de los alumnos mejoran”

Repensando la infoxicación, y la función informativa de las bibliotecas

diversitat-de-bides-e1516648084607.jpg

Los días 10 y 11 de mayo 2018 tendrán lugar las 15as Jornadas Catalanas de Información y Documentación, organizadas por el Col-legi Oficial de Bibliotecaris-Documentalistes de Catalunya.

Tal y como dice la página web de las Jornadas:

Con el lema “Diversitat de BiDes” queremos poner sobre la mesa todo aquello que compartimos como expertos y a la vez todo aquello que nos hace únicos y diferentes entre nosotros. Tres ejes temáticos marcarán las sesiones de las Jornadas: innovadores, singulares y gestores.

He tenido la suerte de que el Consejo de las Jornadas haya aceptado mi propuesta de ponencia, que podré presentar en el bloque “Experiencias” dentro del eje temático “Gestores”.

Mi trabajo lleva el título Repensando la infoxicación, y la función informativa de las bibliotecas, y aquí os adjunto un resumen descriptivo del mismo:

La infoxicación se ha convertido en un concepto clave en nuestras sociedades. Se insiste en que la gran cantidad de información que se produce gracias a las nuevas tecnologías tendría sobre los usuarios efectos como la incapacidad de decidir qué información es la más adecuada para una consulta, o la ansiedad provocada al no poder digerir tanta información.

Para los profesionales de la información la infoxicación ha representado una oportunidad para posicionar su perfil, defendiendo su papel de expertos en la búsqueda de información como un antídoto frente a sus efectos.

En este trabajo defenderemos que se han exagerado los efectos de la infoxicación, debido a un cierto determinismo tecnológico (la idea de que las tecnologías producen efectos inevitables en la sociedad) y a una imagen anticientífica de cómo funciona la mente humana.

Para ello mostraremos algunos indicios provenientes de la sociología que dan a entender que la infoxicación no depende del volumen de información total, sino de las circunstancias y capacidades personales. También propondremos que nuestra psicología nos proporciona de una manera “natural” los mecanismos para discriminar información y para consumirla de manera selectiva, poniendo como ejemplo de dos tipos de consumo informativo: el consumo de información política y el consumo de información científica.

Por último, argumentaremos que la adecuada comprensión de la infoxicación tiene implicaciones para la función informativa de las bibliotecas: en lugar de sólo ofrecer servicios bajo demanda, las bibliotecas deberían implicarse de una manera más proactiva en la creación y difusión de contenidos.

 

Si todo sigue su curso, pues, en mayo podré desarrollar el contenido en las Jornadas. ¿Nos vemos allí? 😉

BookTubers: ¿más moda que cultura?

booktube

Los booktubers, esos jóvenes que recomiendan libros a los miles de seguidores de sus blogs y canales de YouTube, se han convertido en una materia perfecta para la polémica. Amados por muchos, y criticados por otros tantos, han recibido la atención de medios de comunicación y comentaristas de diversa procedencia.

La profesora de la Universitat de València e investigadora Gemma Lluch nos ofrece una perspectiva muy útil sobre ese fenómeno, gracias a su investigación Los jóvenes y adolescentes comparten la lectura, incluída en el informe de la Fundación Telefónica ¿Cómo leemos en la sociedad digital? Lectores, booktubers y prosumidoresLeer más “BookTubers: ¿más moda que cultura?”

¿Están muy ocupados los bibliotecarios referencistas?

question-mark-2123967_640

El pasado 15 de noviembre The Wall Street Journal publicaba un artículo escrito por James R. Hagerty titulado Google, Shmoogle. Reference Librarians Are Busier Than Ever. Me veo incapaz de traducir el juego de palabras inicial, pero el subtítulo está muy claro: según Hagerty Los bibliotecarios referencistas están más ocupados que nunca.

Es uno de esos títulos que consiguen que un bibliotecario quiera sacar pecho, remarcando que la profesión no está tan tocada como los más agoreros se empeñan en proclamar. Claro que leyendo el artículo uno se pregunta si en realidad no estamos exagerando un poquitín… o mucho, vaya. Leer más “¿Están muy ocupados los bibliotecarios referencistas?”

¿Estamos sobrevalorando la conversación?

silhouette-1793916_640

Esta entrada es casi un corolario a la última entrada del blog, sobre si WhatsApp acabará representando una nueva iniciativa frustrada por parte de las bibliotecas (entrada que redacté a cuento del artículo de la compañera en BiblogTecarios Sandra Clemente sobre el uso de WhatsApp en las bibliotecas universitarias). Como en aquel caso, también aquí quiero hacer algunas reflexiones breves y un tanto desordenadas.

Quizá “sobrevalorar” no sea el verbo más adecuado: por supuesto que creo que la conversación es necesaria. Lo que sucede es más bien que hemos puesto demasiado fe en en ella. Lo hemos hecho, o lo estamos haciendo, porque es lo que toca: si queremos conseguir centros más cercanos y eficientes es lógico apostar por la conversación con los usuarios. Pero no estaría de más que en algún momento nos planteáramos algunas cuestiones en torno a la conversación. Leer más “¿Estamos sobrevalorando la conversación?”

Reintermediación: la buena salud de los intermediarios de la información 

reintermediation

Dos de las primeras entradas que publiqué en este blog fueron Las bibliotecas públicas como nodo de difusión de ideas y En las redes, el intermediario está bien vivo: el caso de la música. En ellas trataba de argumentar que, a pesar de lo que llevamos escuchando hace años, los intermediarios de la información no han desparecido, sino que han reforzado su papel. Ello, a mi juicio, dejaba un cierto espacio para que las bibliotecas pudieran continuar con su labor de intermediarias de la información, a condición de que se modificara la manera en que se ha venido contemplando esa actividad.

El caso es que estos últimos días me he ido encontrando con varios artículos que tratan, de una manera u otra, sobre el retorno de los intermediarios de la información, entendiendo “información” en un sentido amplio. Leer más “Reintermediación: la buena salud de los intermediarios de la información “