Más sobre el pensamiento crítico y los límites de la Alfabetización Informacional

wp-1485333691571.jpg

En días desafortunados como éstos que estamos viviendo, de terrorismo y de manipulación mediática, no son pocos los bibliotecarios que recuerdan el importante papel que este profesional puede tener a la hora de combatir las noticias falsas y “la infoxicación”. Frecuentes son las apelaciones a la capacidad biblioteca para gestionar información y a la socorrida información de la IFLA sobre cómo detectar noticias falsas.

En su día escribí un par de entradas (aquí y aquí) en los que me mostraba escéptico sobre las bases que sustentan esas buenas intenciones. Por pura casualidad, se ha publicado recientemente un artículo que viene a reafirmar algo que había argumentado en aquellas entradas: según los resultados del estudio, las personas con más educación tienen creencias más polarizadas en temas científicos controvertidos. Leer más “Más sobre el pensamiento crítico y los límites de la Alfabetización Informacional”

Anuncios

Solucionismo tecnológico contra las bibliotecas

feature-libraries-dead

La situación de las bibliotecas públicas en el Reino Unido sigue siendo trágica, y sigue dando que hablar. Y mucho.

Hace unos días el ayuntamiento de la localidad de Walsall lanzaba la propuesta de cerrar 15 de sus 16 bibliotecas públicas (además de su galería de arte). Es una propuesta así que de momento no hay nada en firme, pero ahí está, sobre la mesa.

Es otro ejemplo de que las bibliotecas están en el punto de mira de mucha gente, pero la noticia más llamativa al respecto de la crisis la publicaba The Guardian este 27 de octubre. Según su artículo, una organización benéfica que apuesta por la inclusión digital, The Tinder Foundation (nada que ver con la app de citas), ha declarado sin reparos que algunas bibliotecas merecen ser cerradas. Y lo hace pocos días después de que se celebrase un debate en el parlamento inglés sobre la situación de las bibliotecas de la nación. Leer más “Solucionismo tecnológico contra las bibliotecas”

Los bibliotecarios como polinizadores

abeja

Supongo que a las y los bibliotecarios se les ha comparado con muchas cosas. Pero a mí, francamente, esta comparación me cogió totalmente desprevenido:

Como indican algunos de las etiquetas utilizadas, la imagen está relacionada con el papel de los teacher librarians, es decir, los bibliotecarios profesores, aquellos bibliotecarios profesionales que trabajan en bibliotecas escolares y que, además, cuentan con formación en el campo de la enseñanza.

Me parece una imagen bella comparar a los bibliotecarios-profesores con polinizadores cruzados: personas que, como dice la imagen, permiten a los estudiantes llenar los vacíos entre disciplinas, ayudándoles a evaluar los datos de manera crítica en diferentes esferas de la vida.

Pero, aunque me parezca bella, al menos en España esa imagen es ciencia-ficción. No porque no haya buenos profesionales, con ganas, iniciativa y comprometidos, al cargo de las bibliotecas escolares. Más bien es por el conocido estado de ruina de la mayoría de las bibliotecas escolares en sí: falta de medios, falta de planificación, falta de implicación por parte de la comunidad educativa,… En fin, falta de muchas cosas.

Aun así, creo que la imagen de los bibliotecarios como polinizadores cruzados se merece una reflexión. Leer más “Los bibliotecarios como polinizadores”

La escuela innovadora, una oportunidad para las bibliotecas

Desde hace un tiempo, no son pocos los y las profesionales de la educación que reclaman un cambio en nuestras escuelas. Según nos dicen, los modelos educativos tradicionales ya no preparan a los alumnos para la vida del presente, y mucho menos para la del futuro. Memorizar materias ha dejado de ser relevante para lidiar en el mundo digital, en la postmodernidad líquida. Otro tipo de competencias son necesarias, y no sólo competencias de manejo de nuevas tecnologías: también trabajo en equipo, pensamiento crítico, empatía,…

En Cataluña, este empeño por el cambio de paradigma ha cristalizado en la iniciativa Escola Nova 21 , un término bajo el que se han asociado la Unesco, la Fundació Jaume Bofill, la UOC y la Obra Social La Caixa, y que pretende impulsar el cambio educativo. La intención del consorcio es la de ayudar a los centros educativos que así lo deseen a comenzar a realizar el cambio, dotándolos de herramientas, capacitación e indicadores de rendimiento. Además, a unos pocos centros seleccionados se les dotará de asesoramiento y capacitación intensivos.

Lo cierto es que parece que entre la comunidad de padres y madres de alumnos parece haber un fuerte deseo por participar del cambio. Tanto es así que, como explica una notícia de El Periódico, en Barcelona la demanda de plazas ha desbordado a las escuelas que apuestan por la innovación . Según cuenta la misma notícia, una de las consecuencias de esta avalancha ha sido la creación de una plataforma para pedir a las administraciones que amplíen la oferta de plazas de este tipo de centros.

Leer más “La escuela innovadora, una oportunidad para las bibliotecas”

Isaac Asimov sobre las bibliotecas como puerta abierta hacia la maravilla y la felicidad

“Mi educación real […] la obtuve en las bibliotecas públicas”

asimov_memorias

Isaac Asimov es sin duda uno de los gigantes de la literatura del siglo XX. Gracias sobre todo a sus obras de ciencia ficción (se considera a Asimov uno de los mejores escritores “clásicos” de este género, junto a Robert A. Heinlein y Arthur C. Clarke). Pero también gracias a su labor de divulgación del conocimiento, con ensayos sobre los más diversos temas (la entrada de la Wikipedia menciona que “sus trabajos han sido publicados en 9 de las 10 categorías del Sistema Dewey de clasificación”). Una tarea que al final de su vida se había concretado (también según la Wikipedia) en “más de 5oo volúmenes y unas 9000 cartas o postales”.

Hacia el final de su vida, Asimov encontró tiempo para escribir su útltimo libro de memorias, una obra de tono intimista y de confidencias con el lector, donde repasa su vida en forma de breves capítulos. En español fue publicada en la edición de bolsillo que aquí os comento por Ediciones B.

Con el ritmo de trabajo frenético que acostumbraba, Asimov anotó en su diario personal el 30 de mayo de 1990 (c0m0 recoge su esposa Janet en el epílogo de la obra):

Ahora todo está listo para entregarlo, ciento veinticinco días después de que lo empezara. No hay mucha gente que pueda escribir doscientas treinta y cinco mil palabras en ese tiempo, mientras además hace otras cosas. (p. 710)

De entre los capítulos que forman la obra, me gustaría deternerme en dos: los capítulos 8 y 9, dedicados a las bibliotecas públicas. Antes de entrar en detalle, un poco de contexto. Leer más “Isaac Asimov sobre las bibliotecas como puerta abierta hacia la maravilla y la felicidad”