Isaac Asimov sobre las bibliotecas como puerta abierta hacia la maravilla y la felicidad

“Mi educación real […] la obtuve en las bibliotecas públicas”

Anuncios

asimov_memorias

Isaac Asimov es sin duda uno de los gigantes de la literatura del siglo XX. Gracias sobre todo a sus obras de ciencia ficción (se considera a Asimov uno de los mejores escritores “clásicos” de este género, junto a Robert A. Heinlein y Arthur C. Clarke). Pero también gracias a su labor de divulgación del conocimiento, con ensayos sobre los más diversos temas (la entrada de la Wikipedia menciona que “sus trabajos han sido publicados en 9 de las 10 categorías del Sistema Dewey de clasificación”). Una tarea que al final de su vida se había concretado (también según la Wikipedia) en “más de 5oo volúmenes y unas 9000 cartas o postales”.

Hacia el final de su vida, Asimov encontró tiempo para escribir su útltimo libro de memorias, una obra de tono intimista y de confidencias con el lector, donde repasa su vida en forma de breves capítulos. En español fue publicada en la edición de bolsillo que aquí os comento por Ediciones B.

Con el ritmo de trabajo frenético que acostumbraba, Asimov anotó en su diario personal el 30 de mayo de 1990 (c0m0 recoge su esposa Janet en el epílogo de la obra):

Ahora todo está listo para entregarlo, ciento veinticinco días después de que lo empezara. No hay mucha gente que pueda escribir doscientas treinta y cinco mil palabras en ese tiempo, mientras además hace otras cosas. (p. 710)

De entre los capítulos que forman la obra, me gustaría deternerme en dos: los capítulos 8 y 9, dedicados a las bibliotecas públicas. Antes de entrar en detalle, un poco de contexto. Leer más “Isaac Asimov sobre las bibliotecas como puerta abierta hacia la maravilla y la felicidad”

El punto de vista del content curator: un asunto espinoso

content

Uno de los supuestos más repetidos en el ámbito de la “curación” de contenidos es que el valor de esta actividad depende, en gran parte, de un factor peculiar: la voz propia de la persona que la practica. Podemos decir voz, o punto de vista, o criterio, pero el concepto sigue siendo el mismo: gracias a ese factor, la curación de contenidos se diferencia de otras actividades que se pueden llevar a cabo de manera automática, como la agregación. Así, el punto de vista personal es lo que añade, o al menos debería añadir, valor a la content curation.

Comparto esta idea, y de hecho es uno de los principios que me parece que hacen que esta actividad sea tan atractiva para gente de diversos ámbitos. Pero también me parece que el recurso al punto de vista del curator también tiene problemas interesantes. Leer más “El punto de vista del content curator: un asunto espinoso”

En las redes, el intermediario está bien vivo: el caso de la música

intermediarios

Hace poco, leía una reseña de la obra de Jeremy Rifkin La Sociedad de coste marginal cero. Según Rifkin, hemos entrado en una etapa económica en la que los costes de producir bienes y servicios se están acercando a cero. Y eso en gran parte gracias a la revolución tecnológica. Rifkin deduce que esta dinámica entraña un peligro mortal para el capitalismo, y abre la puerta a que las personas establezcamos mercados de bienes comunes, algo así como un gigantesco procomún al que todos podremos hacer nuestra aportación y del que todos nos beneficiaremos.

La reseña que leí, publicada en Forbes por Tim Worstall, ponía de manifiesto un error garrafal en la argumentación de Rifkin: los mercados son una cosa, el capitalismo otra muy distinta. Leer más “En las redes, el intermediario está bien vivo: el caso de la música”

Las claves del éxito de Maria Popova (Brain Pickings) como content curator

brainpickingsSin duda Maria Popova, gracias a su plataforma Brain Pickings, se ha convertido en el ejemplo por excelencia de lo que es un content curator. La historia de Brain Pickings a estas alturas es bien conocida: Brain Pickings comenzó en el año 2006 como una lista de correo elaborada y gestionada por Popova para los compañeros de la agencia de marketing para la que trabajaba por aquel entonces; 10 años después, Brain Pickings es visitado por cientos de miles de personas al día, y cuenta con miles de seguidores en redes sociales y de suscriptores.

Lo que me propongo hacer en este post es hacer un análisis de su trabajo y su estilo como content curator. Leer más “Las claves del éxito de Maria Popova (Brain Pickings) como content curator”

Sí, los bibliotecarios pueden ser “hipster”

male_librarian3

Ah, los hipsters. Parece que es inevitable: pronunicar la palabra “hipster”, y ver cómo tu interloculor hace una mueca, entre el disgusto, la sorna y la burla. Y es que, ¿a quién le gustan los hipsters, hombres y mujeres que van de elitistas, que parecen querer demostrar a toda costa que ellos y ellas saben lo que es cool, y tú no? Es como si su sóla estética ya te enviara un mensaje: yo molo, tú no. A mí no me gustan los hipsters, todo hay que decirlo.

Gracias a la página de Facebook del Servei de Documentació de Literatura Infantil i Juvenil (SDLIJ), de la biblioteca Xavier Benguerel (Barcelona), he dado con un artículo del blog de Infobibliotecas, escrito por Vicente Funes , que se hacía eco de una controversia (otra más) que circula por el ámbito de las bibliotecas: ¿deberían los bibliotecarios ser hipsters? Confieso que nunca me lo había planteado: ¿por qué demonios ningún bibliotecario debería dejarse la barba y vestir con camisas de leñador? Pero no, no va de eso la cosa… Leer más “Sí, los bibliotecarios pueden ser “hipster””