En defensa de la biblioteca “aburrida”

durmiendo biblioteca

Las bibliotecas llevan un tiempo revisando su manera de presentarse en sociedad y de reflejar los nuevos valores que pretenden transmitir. Un buen ejemplo reciente al que he llegado por pura casualidad es un breve vídeo sobre la Toronto Public Library.

El vídeo fue realizado por Nuseir Yassin, más conocido como Nas Daily, un videoblogger de viajes al que yo desconocía totalmente y que al parecer es muy popular. El vídeo pretende poner en duda la (en apariencia) difundida idea de que las bibliotecas son aburridas.

 

El vídeo es presentado Yassin junto a unos jóvenes dinámicos con una amplia y perfecta sonrisa, muy modernos y muy atractivos, quizá porque en Toronto no hay bibliotecarios feos, viejos y gordos que puedan hacer el vídeo, quién sabe.

Nuestros protagonistas comienzan el vídeo con unos breves segundos de parodia del estereotipo de la biblioteca aburrida. No falta la típica bibliotecaria con gafas haciendo “¡¡sshhhh!!!” … eso sí, una bibliotecaria joven y atractiva, faltaba más.

Nas Daily nos dice:

La mayoría de bibliotecas son aburridas. Pero no esta, en Toronto, Canadá. Porque es más que sólo libros. Aquí la biblioteca te enseña…

Y sigue una retahíla de cosas que te puede enseñar la biblioteca por si alguna vez pasas por Toronto, como hacer punto de cruz, hacer zapatos, hablar en público o pintar.

Además, en la Toronto Public Library tienen una réplica del estudio de Sherlock Holmes (nunca hubiese dicho que a nadie le interesaría algo así), impresoras 3D, y hasta un estudio con croma (supongo que para poder hacer vídeos sobre lo divertidas que son las bibliotecas). Ah, cómo no, también se nos informa que hay libros, ordenadores y periódicos de 150 países. Todo ello con más sonrisas, saltos, alboroto y mucha buena onda como se dice ahora. Con esa marcha, no sé para qué necesitan discotecas los jóvenes de Toronto.

Yassin resume así la idea principal del video:

La gente de Canadá ha convertido un lugar “aburrido” … ¡en la tierra de las maravillas!

Me parece significativo que en la primera oración la imagen muestra a una señora mayor con gafas, y que al final del mensaje aparezca un señor gordo y con gafas haciendo ¡Shhhhh! ¿Inocente asociación de imágenes? ¿Mensaje subliminal? Quien sabe…

En fin, perdonen la acidez de las líneas anteriores. Era sólo un poco de humor cínico que a veces no va mal para analizar la actualidad y así tomar un poco de distancia.

En un tono más serio, pueden creerme si les digo que el vídeo me parece interesante y dinámico (dejemos de lado lo sobreactuado de los protagonistas: eso sí que me parece cargante). Además es todo un placer poder echar un vistazo, aunque sea breve, a la biblioteca de Toronto: la sensación que desprenden las imágenes es de ser un lugar digno de ver y de admirar.

Y por lo que hace a los servicios, también soy sincero si les digo que es un gozo ver lo mucho que ofrece la Toronto Public Library. Está claro que en Toronto han tomado las riendas y han aplicado a conciencia la receta de lo que se considera que debe ser la biblioteca del futuro.

No obstante, y siguiendo esta línea más seria, me gustaría hacer una modesta y breve defensa de las bibliotecas “aburridas”.

Y es que tal y como está evolucionando el mundo bibliotecario, al final habrá que pedir perdón por el hecho que la biblioteca sea un espacio dedicado al libro (sea en el formato que sea), o al documento en un sentido más amplio.

Nunca me canso de repetir que los nuevos servicios me parecen estupendos: que, por seguir con el caso de Toronto, una biblioteca pueda contar con un estudio me parece un auténtico lujo (otra cosa es el uso efectivo que se le dé al estudio, más allá de su mera presencia). Como también me parecen lujos, aunque quizá a un nivel menos vistoso, las muchas oportunidades de aprendizaje y de extensión cultural que quieren ofrecer las bibliotecas del futuro (o del presente más inmediato).

Así que mi escepticismo no va dirigido hacia los nuevos servicios en sí, sino hacia los discursos con los que se está queriendo edificar la nueva imagen de la biblioteca.

Insistir en que la biblioteca ahora ya no es aburrida porque ya es no es sólo libros es profundizar en la asociación entre la lectura y el aburrimiento, algo que francamente creo que no necesitamos.

Cierto, me puedo imaginar cosas más excitantes que hacer que leer. Pero algunas de esas cosas no me parecen tan importantes como apostar por la alfabetización y el conocimiento que proporcionan la lectura.

Es obvio que hay que entender la apuesta por la imagen divertida de la biblioteca en el contexto de una sociedad en la que la lectura de libros va perdiendo terreno ante los nuevos hábitos de consumo cultural. Por ello la preocupación por la pérdida de público de la biblioteca es lícita, y comparto la necesidad de repensar los servicios y ampliar la oferta.

Pero ése no es el único contexto en el que se encuentran las bibliotecas. Esos mismos nuevos hábitos de consumo cultural están movidos en buena parte por la diversión, por el ocio despreocupado y la gratificación inmediata. Y aunque todos nos beneficiamos de esos consumos, y aunque esos consumos también son lícitos y necesarios, no es menos cierto que hay una legítima preocupación por lo que implica el retroceso de la lectura pausada, del ocio aburrido.

Y es que la mayoría de cosas que consideramos valiosas en una democracia abierta no son sólo producto de la diversión y del entretenimiento: la democracia, las libertades civiles, la geopolítica, la economía global, la ecología, … Son ámbitos complejos en los que todos nos jugamos mucho y que requieren reflexión y, sí, también aburrimiento.

No sólo porque el aburrimiento puede ser un estímulo para la creatividad, sino porque además parece difícil reflexionar sobre algo, comprender algo complejo con un mínimo de profundidad si uno está permanentemente entretenido.

No hace falta llegar hasta el extremo de algunos críticos de las tecnologías digitales para llegar a la conclusión de que quizá estemos demasiado preocupados por el pasarlo bien, por estar entretenidos, y que eso abre una brecha por la que se pueden colar fenómenos sociales poco recomendables.

Tampoco hace falta llegar al extremo de querer tomarlo todo con un exceso de seriedad. La diversión, el entretenimiento son necesarios, y forman parte de lo que podría llamarse una buena vida, pues ¿quién querría pasarse la existencia con el ceño fruncido, o llorando en verso?

Simplemente, se trata de hallar espacios para la calma, el silencio, la reflexión y también para el aburrimiento. Simplemente, se trata de que nos creamos que esos aspectos también tienen lugar en una biblioteca, y que es necesario que velemos por ellos y los defendamos.

Me parece curioso que el clima social sea propicio para una puesta en valor de esas virtudes que también puede ofrecer una biblioteca, pero que parezcamos empeñados en correr sin remedio hacia el otro lado, cuando las voces de alarma sobre el entretenimiento continuo son cada vez más insistentes y difíciles de ignorar.

Anuncios

6 comentarios en “En defensa de la biblioteca “aburrida””

  1. Gracias por la reflexión tan atinada bajo mi punto de vista dadas las urgencias actuales por estar continuamente dinamizando absolutamente todo lo que hacemos en las biblios. En especial, en el caso de las salas infantiles, donde esta demanda de actividades nos crea a veces una ansiedad que, por lo menos en mi caso, nos bloquea para muchas cosas. Eso sin contar la continua confusión entre sala infantil y ludoteca que convierte la sala en el patio o el recreo infantil.
    Debo también mencionar el hecho de que se nos exija montar unos makerspaces de escándalo pero, eso sí, con menos personal y menos medios
    Yo también llevo mucho tiempo reivindicando una biblioteca aburrida en el mismo sentido de tu post porque en este camino de búsqueda de nueva identidad que llevamos los bibliotecarios desde hace una temporada creo que estamos perdiendo parte de nuestros objetivos.
    Gracias

    Me gusta

    1. Hola Patricia:

      Parece que tu sentir sobre las salas infantiles es compartido por no poc@s compañer@s. Y es que seguro que quienes dedicáis vuestro tiempo a esas salas os encontráis con buena parte de las problemáticas asociadas al cambio bibliotecario (como ese apuesta por makerspaces cada vez más “innovadores” o “modernos”). En fin, sólo puedo desear que en las salas infantiles se innove, claro que sí, pero que podamos apostar por un poco más de aburrimiento, ni que sea de vez en cuando.

      Gracias por tu comentario, y siento mucho el retraso en contestar. Saludos.

      Me gusta

  2. Saludos. He encontrado tu blog por casualidad en twitter, precisamente por este articulo, muy interesante lo que dices. Hoy en día quiere hacerse creer que el aprendizaje pasa necesariamente por lo entretenido y lo no aburrido. Te agrego a mi lector RSS. Gracias por este espacio y por tan importante e interesante contenido.

    Me gusta

  3. Efectivamente las propuestas nuevas de servicios bibliotecarios niegan la esencia de la biblioteca, es decir, su etimología. Defendamos la lectura o que esos espacios se reconviertan en otra cosa. He leído hace poco que las bibliotecas no han corrido la misma suerte que los videoclubs porque se mantienen con dinero público.
    En fin, gracias por tu reflexión.

    Me gusta

    1. José Luis, buen apunte la referencia a lo que comentas haber leído sobre los videoclubs y la suerte de las bibliotecas: de vez en cuando se desliza esa referencia al dinero público como “salvavidas” de las bibliotecas, como también se apunta al prestigio social de estas instituciones. Ojalá que se puede defender la lectura y, por qué no, orientar el cambio hacia buen puerto.

      Gracias a ti por tu visita y tu comentario. Saludos.

      Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s