Análisis del discurso sobre los makerspaces en bibliotecas

solder-station-1548360_640

Sin duda que los makerspaces (también llamados bibliolabs) son la nueva gran tendencia en el mundo de las bibliotecas públicas. Los artículos que tratan sobre estos espacios los presentan, en ocasiones al mismo tiempo, como una oportunidad de futuro para las bibliotecas, como una reinvención necesaria, como una oportunidad para atraer nuevos públicos, como un poderoso instrumento democrático,…

Es difícil orientarse entre tantas afirmaciones, separar las fundadas de las infundadas, las oportunidades de los problemas,… con una mirada crítica, atendiendo a lo que se dice, a las intenciones que mueven lo que se dice e, igual de importante, a lo que se deja de decir.

Pero todo ello fue lo que hizo Rebekah Willett en un interesantísimo artículo aparecido el pasado 2016 en The Library Quarterly bajo el título Making, Makers, and Makerspaces: A Discourse Analysis of Professional Journal Articles and Blog Posts about Makerspaces in Public Libraries (podéis encontrar el artículo en Academia.edu gracias a la misma autora).

Para elaborar su trabajo, Willett analizó artículos de revista y de blogs centrados en los makerspaces desde el punto de vista de la biblioteconomía, publicados en el periodo 2011-2014 (un total de 22 artículos de revista y 10 entradas de blog). Willett examinó los artículos utilizando una estrategia de análisis del discurso, buscando pistas como expresiones repetidas, similitudes, diferencias, ausencias,…

Dado el fervor que despiertan los makerspaces, el trabajo de Willett es muy destacable. Estoy seguro que muchos de sus hallazgos son aplicables a nuestro entorno inmediato. Creo que resaltarlos es una manera de reflexionar sobre nuestras propias prácticas discursivas, y con ello sobre las oportunidades que presentan los makerspaces pero también sobre las amenazas y sobre las áreas en las que hay trabajo por hacer.

Los hallazgos del análisis de Willett están divididos en tres grandes bloques. Los trataré por turnos, y cada uno de ellos tendrá dos epígrafes para remarcar los hallazgos y las cuestiones que nos plantea Willett que me han parecido más significativas. Va a ser una entrada larga, pero creo que merece la pena.

——————————–

Los makerspaces y el futuro de las bibliotecas públicas

Discurso: ¿Cómo encajan los makerspaces en las bibliotecas públicas? A juzgar por los trabajos analizados por Willett, de una manera muy natural.

Y es que los makerspaces se alinearían perfectamente con la idea de que la misión de las bibliotecas públicas es dar respuesta a las necesidades de su comunidad local. Además, se argumenta que el acceso a la información forma parte de una misión amplia de las bibliotecas, que incluye dar acceso a ideas, crear oportunidades y comunidades de aprendizaje.

Esta misión amplia enmarca a las bibliotecas como mucho más que repositorios de libros (algunos por nuestras latitudes hablan de “meros repositorios” de libros, como para enfatizar la vileza de tal uso). Por ello, las bibliotecas, los bibliotecarios y los makerspaces se relacionan con la comunidad y el empoderamiento de ésta desde una ideología progresista (no es infrecuente la llamada a la transformación social).

Con el énfasis en los makerspaces se presenta a las bibliotecas y a los bibliotecarios en proceso de cambio como respuesta a los nuevos retos de la información, la tecnología, el aprendizaje y el trabajo. Un cambio que sólo es presentado con matices positivos y que, además, se cree que es connatural a la misión de las bibliotecas públicas de dar satisfacción a las necesidades de los usuarios.

Al mismo tiempo, los makerspaces también se presentan como espacios de una nueva revolución bibliotecaria, disruptivos, creativos, facilitadores de nuevas ideas, que hacen que el público deje de ser un agente pasivo que consume información y pase a ser un agente activo en la creación de conocimiento. No es un  cambio menor, puesto que aplicarlo implica cambiar la idea de lo que es una biblioteca y de lo que pueden ofrecer los bibliotecarios. Esta exigencia de una nueva mentalidad enmarca a los bibliotecarios clásicos como un tanto limitados en cuanto a imaginación (“limited in their thinking”), lo cual no deja de ser una paradoja con respecto a querer presentar los makerspaces como una continuación natural de la tarea bibliotecaria.

Preguntas: Puede que la manera de enmarcar los makerspaces como disruptivos, novedosos, innovadores,… apele a una buena parte de la comunidad bibliotecaria. Pero al mismo tiempo puede dejar en evidencia a las bibliotecas que aún no poseen esos equipamientos (o que ni se lo plantean). En otras palabras, el énfasis por lo nuevo del discurso de los makerspaces puede conllevar una consecuencia inesperada: que las bibliotecas sean vistas como pasadas de moda, incluso irrelevantes para las necesidades de la sociedad (algo sobre lo que escribí en otra entrada de este blog).

Willett hila fino con un presupuesto sobre el que se suele defender la utilidad de los makerspaces: que las habilidades técnicas serán clave para el futuro de los trabajadores. En realidad, dice la autora, los críticos a esta idea señalan que no hay garantía de que las habilidades técnicas de alguien lleguen a ponerse en práctica en el trabajo, o que los trabajos creativos y flexibles sean más seguros que los tradicionales. Por tanto, no es seguro que los cambios implementados en las bibliotecas como respuesta al supuesto futuro del trabajo vayan a satisfacer las necesidades de los usuarios en este respecto.

 

La cultura del hazlo tú mismo (DIY) y los makerspaces bibliotecarios

Discurso: La ética del DIY suele tener un lugar en los escritos sobre los makerspaces. Se dice que el movimiento maker representa una democratización y un empoderamiento de las comunidades, al sortear a los guardianes tradicionales de la cultura y dar voz a grupos marginados.

El DIY sería una manera de fomentar la creación de comunidades locales, mencionando (como veíamos más arriba) el paso de los usuarios de consumidores de información a creadores de conocimiento. Además, los makerspaces favorecerían el desarrollo de redes basadas en intereses particulares, en las que personas afines pueden compartir sus inquietudes.

Preguntas: A pesar de la insistencia de presentar como algo positivo el paso de consumidores de información a creadores, Willett comenta que se dedica poco espacio a mostrar por qué ese paso sería significativo no sólo para los individuos, sino para las industrias e incluso las sociedades. De manera similar, se dedica mucho espacio a afirmar el empoderamiento para las comunidades que suponen los makerspaces, pero poco a describir cómo se concreta y se manifiesta ese empoderamiento.

Willett plantea dos tensiones interesantes. La primera es producto de presentar los makerspaces al mismo tiempo como espacios de afinidad y de aprendizaje de nuevas habilidades. Y es que los espacios de afinidad suelen crearse en torno a individuos con conocimiento especializado muy motivados para trabajar juntos, una dinámica que puede no favorecer la inclusión de nuevos miembros menos expertos. La segunda tensión tiene que ver con el asociar la creatividad a procesos como la innovación, la invención, la experimentación o el diseño, conectando esa visión de la creatividad con el futuro del mercado de trabajo. Esa asociación deja atrás lo que pueden ser otras formas lícitas de creatividad,  como la que expresan artistas, músicos o escritores… y con ello a las personas que poseen esa creatividad.

 

El aprendizaje informal y los makerspaces en bibliotecas

Discurso: Los makerspaces suelen presentarse como espacios de aprendizaje innovadores en contraposición con los espacios de instrucción formal dirigida. Además de identificarse con lugares para el aprendizaje autónomo, activo y colaborativo, se enfatiza que facilitan el proceso mismo de aprendizaje, puesto que se supone que se aprende mejor y más fácil aquello que nos resulta divertido.

En este sentido, el aprendizaje que tendría lugar en los makerspaces se identifica con el hacer más que con el recibir; con la demanda de conocimiento más que con el suministro del mismo; con la participación entre iguales más que con la clase magistral. Las actividades que se llevarían a cabo en los makerspaces se asocian al juego, la exploración, la imaginación y la creatividad, contrastándolas con el aprendizaje más regulado y autoritario de las escuelas.

Al mismo tiempo se describen los makerspaces como una extensión de la educación formal, ya que favorecerían la alfabetización, las habilidades de pensamiento crítico y el aprendizaje de materias como la ciencia y la tecnología (también se hace una referencia más marginal a otras actividades, como la cocina o las actividades manuales).

Preguntas: Willett comenta que hay numerosas asunciones en la contraposición entre enseñanza formal e informal: que el aprendizaje ha de ser divertido para ser motivador, que el aprendizaje autónomo es más efectivo que la instrucción, que el aprendizaje formal no es intrínsecamente gratificante,… Asunciones que, quizá, no sean más que una simplificación de lo que realmente ocurre en ambos tipos de aprendizaje, el autónomo y el formal.

Además, los discursos sobre los makerspaces no suelen considerar los aspectos menos deseables del aprendizaje informal, como la falta de eficiencia para determinadas tareas o las relaciones de poder y alienación que se dan entre los participantes.

——————————–

Como comentaba en la introducción de la entrada, seguro que algunas (o muchas) de las cosas que nos comenta Willett serían aplicables a los discursos sobre los makerspaces de nuestro ámbito más cercano. Ojalá que ello pueda contribuir a que reflexionemos sobre los makerspaces y sobre la mejor manera de implementarlos.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s