Reintermediación: la buena salud de los intermediarios de la información 

reintermediation

Dos de las primeras entradas que publiqué en este blog fueron Las bibliotecas públicas como nodo de difusión de ideas y En las redes, el intermediario está bien vivo: el caso de la música. En ellas trataba de argumentar que, a pesar de lo que llevamos escuchando hace años, los intermediarios de la información no han desparecido, sino que han reforzado su papel. Ello, a mi juicio, dejaba un cierto espacio para que las bibliotecas pudieran continuar con su labor de intermediarias de la información, a condición de que se modificara la manera en que se ha venido contemplando esa actividad.

El caso es que estos últimos días me he ido encontrando con varios artículos que tratan, de una manera u otra, sobre el retorno de los intermediarios de la información, entendiendo “información” en un sentido amplio.

Algunos son más actuales que otros, pero todos son interesantes. Los comentaré muy brevemente, destacando algunas de sus ideas principales. Sin ningún orden en particular:

1. Sandra Álvaro, en su artículo para CCCBLab El poder de los algoritmos: cómo el software formatea la cultura nos hablaba de cómo el uso de Internet se ha extendido a todos los ámbitos de nuestra vida, por lo que los algoritmos son cada vez más importantes. Tras comentar los principales algoritmos que influyen en nuestra vida (los utilizados por gigantes como Google, Facebook y Twitter), Álvaro plantea una serie de cuestiones de importantes consecuencias sociales. Por ejemplo:

[…] los algoritmos nos asisten en nuestra navegación a través del inmenso cúmulo de informaciones de la red, tratando la información producida individualmente, para que pueda ser consumida por la colectividad. Pero, al gestionar la información, estos también reconstruyen relaciones y organizaciones, forman gustos y encuentros, pasando a configurar nuestro entorno e identidades. Las plataformas se constituyen en entornos socio-técnicos automatizados.

Otra consideración en cuanto a cómo los usuarios no perciben la naturaleza de los algoritmos:

La mayoría de usuarios percibe la web como un medio de difusión, en el sentido de los medios tradicionales, sin ser conscientes de cómo la información es filtrada y procesada por el medio. Los algoritmos no solo son imperceptibles en su acción, y desconocidos, en muchos casos, por estar en manos de agencias comerciales y protegidos por las leyes de propiedad, sino que también se han hecho inescrutables. Ello es debido a la interrelación existente entre complejos sistemas de software y su constante actualización.

2. Sangeet Paul Choudary es uno de los expertos en nueva gestión empresarial y en innovación más reputados en la actualidad. Choudary se ha especializado en analizar cómo las plataformas en un sentido genérico (tales como Uber, AirBnB,…) están cambiando la economía. Choudary mantiene un blog en el que comparte sus reflexiones. Un par de entradas y un par de reflexiones:

De la entrada The reintermediation of markets:

Una de las narrativas más difundidas sobre el impacto de Internet se centra en la creencia de que Internet desintermedia a los mercados. En el sentido más estricto de la palabra, Internet nunca desintermedia. En lugar de ello, las plataformas digitales reintermedian los mercados de maneras mucho más eficientes.

De la entrada Blockchain and the new face of decentralization:

A pesar del hecho de que el intercambio que permite Uber es descentralizado, Uber ejerce un control significativo sobre la plataforma. Ello es porque Uber posee la identidad de sus participantes, la logística del transporte, el mecanismo de pago, el sistema de precios, y las reglas que gobiernan el mercado. […] Como intermediario, Uber representa todas las amenazas que han representado los intermediarios tradicionales que gestionan y regulan los mercados al mismo tiempo.

3. En el sitio web del MIT sobre innovación y management, el artículo How digital platforms conquer all también contiene unas líneas sobre las plataformas y la reintermediación:

A pesar de que durante mucho tiempo se predijo que las tecnologías de Internet acabarían con los intermediarios en favor de las conexiones directas entre productores y consumidores (desintermediación, la realidad es diferente. En numerosas industrias, las plataformas han reintermediado los mercados, usando mecanismos escalables de mediación. Y además recopilan datos en el proceso, resultando en sistemas más inteligentes.

4. Sébastian Soriano en un artículo en su blog de Medium How to regulate Internet giants hace referencia a cómo los grandes gigantes tecnológicos han conseguido su posición central en el mercado:

[…] las consecuencias de este éxito han implicado que, en contra de su filosofía fundadora, la Web hoy día esté ayudando a crear nuevos intermediarios. […] Una vez que estos nuevos tipos de plataforma están bien establecidos, se da una situación de el ganador se lo queda todo: un solo actor consigue acumular una parte substancial del mercado, encontrando sinergias en mercados adyacentes gracias al incremento en las ganancias, consiguiendo reinar sobre sectores enteros de nuestras economías.

5. El New York Times se hacía eco del cambio de estrategia de Facebook en cuanto al escándalo de las noticias falsas. Tras pasar un tiempo negando que Facebook fuera un medio de comunicación, ahora Zuckerberg ha anunciado la puesta en marcha de un proyecto periodístico. Algunos párrafos son significativos en lo que hace a la reintermediación:

Facebook reconoce, cada vez más, su papel como uno de los distribuidores de información más grandes del mundo y asume una mayor responsabilidad por los millones de artículos que sus usuarios publican.

Facebook también desarrollará programas de capacitación y herramientas para que los periodistas aprendan a utilizar mejor esa red social para informar. Además, quieren ayudar a instruir al público para que encuentren nuevas fuentes confiables, mientras combaten la propagación de noticias falsas.

Como decía al inicio, la reintermediación es un fenómeno muy real y poderoso en nuestros días. Quizá bibliotecas y centros de información harían bien en plantearse en qué medida el discurso de la desintermediación sigue siendo válido, o dónde nos deja la reintermediación y qué podríamos hacer al respecto.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s