Content curation en el espacio físico de la biblioteca

Las exposiciones bibliotecarias son un medio estupendo para divulgar el fondo. Son un recurso todoterreno, que lo mismo sirve para publicitar las novedades, que para conmemorar fechas significativas, que para hablar de temas muy concretos. Además, pueden enriquecerse con eso que a veces se llama “escaparatismo cultural”,  realzando así los aspectos visuales al poner en juego la creatividad (en ocasiones, mucha creatividad) de las personas que montan la exposición. A mí me gustan las exposiciones bibliotecarias, por su flexibilidad y por su carácter todoterreno. Sólo hay un problema con ellas: no son “exposiciones”.

Este aspecto paradójico se capta muy bien si tenemos en cuenta qué nombre reciben en el mundo anglosajón lo que nosotros llamamos “exposiciones”.  Allí se les llama “library displays”, un nombre que me parece más acertado puesto que display, aunque puede ser traducido como “exposición”, tiene más bien el sentido de “muestra”. Nuestras “exposiciones bibliotecarias” son más bien “muestras bibliotecarias”. En inglés, la palabra exhibition, que podemos traducir con todas las de la ley como “exposición”, se reserva más bien al ámbito de los museos.

Todo esto parecería una disquisición más bien superflua, de no ser por un detalle importante. El boom de la curación de contenidos (content curation) ha venido promovido en gran medida por su popularidad en el ámbito del marketing. Pero a estas alturas, es bien sabido que el perfil del content curator guarda una relación bastante estrecha con el curator de la museología, esto es, el perfil que se encarga de preservar el fondo museográfico y de realizar actividades para su divulgación. Y la actividad más importante que lleva a cabo un curator es, cómo no, una exposición.

Así pues, ¿por qué no dirigir nuestro foco hacia ese extremo de la content curation como práctica, hacia la museología? En mi opinión, es mucho lo que podemos aprender y aprovechar para nuestras bibliotecas en lo que respecta a la muy necesaria difusión del fondo.

En uno de los primeros posts de este blog, mencionaba que quería realizar un par de propuestas para dinamizar el fondo de las bibliotecas. La primera se recogía en aquel post, La biblioteca como nodo de difusión de ideas , y tenía que ver con el ámbito digital. La segunda propuesta es de lo que trata esta entrada: llevar la content curation al entorno físico de la biblioteca.

Puede parecer un contrasentido, porque se supone que la content curation es una actividad que tiene que ver con el ámbito digital. Pero como decía más arriba, el curator es un perfil perfectamente establecido en el ámbito físico del museo, por lo que no es descabellado proponer que la content curation también se pueda desvirtualizar, por así decir.

Los principios serían básicamente los mismos: por ejemplo, como dicen Guallar y Leiva, select, search, sensemaking y share. Eso sí, con dos matices bien importantes:

Los contenidos base sobre los que se llevaría a cabo la content curation serían los materiales de las colecciones bibliotecarias. Sí, eso ya se hace con las “exposiciones” que todos realizamos en nuestros centros, pero aquí viene el segundo matiz:

El punto clave del proceso es el paso del sensemaking. La content curation digital tiene mucho de storytelling (será por neologismos…): colecciones de contenidos que dicen algo, que nos informan, gracias a la labor de recopilación del curator, que nos hace ver por qué esos contenidos importan y por qué merecen nuestra atención. Cuando hacemos una “exposición” en la biblioteca, parece que esa importancia está implícita en el mismo acto de exponer el documento, de publicitarlo en un mueble o una mesa. Y eso está bien. Pero puede estar mejor: ¿qué tal si indicamos qué relación tiene el documento con el todo?; ¿qué tal si hacemos explícito por qué creemos que el documento merece la atención del usuario?; ¿qué tal si utilizamos el conjunto para contar una historia que vaya más allá de un cartel genérico?; ¿qué tal, en definitiva, si aplicamos más sensemaking?

Ese proceso de contar una historia, de proporcionar más sentido a los documentos, puede tener la virtud de ampliar el campo de documentos potenciales para exponer: ir más allá de una búsqueda temática o por palabra clave en el catálogo, ideando una historia que conecte contenidos de diversas secciones de la colección que, a no ser por la aplicación del sensemaking, parecerían desconectados, inconexos. Ésa es la idea central de una exposición de museo: contar una historia, mostrar por qué los contenidos son relevantes, proporcionando así un potente medio de comunicación entre la institución y el público. Y todo con un doble objetivo: que el público disfrute de los contenidos, pero también que la historia que se cuenta les permita aprender algo significativo.

Ya sé lo que estás pensando: “lo que faltaba: ¿ahora la biblioteca también tiene que ser una especie de museo?” Pues no veo por qué no. Está claro que las tareas del día a día suelen tener prioridad sobre otro tipo de actividades, pero no se me ocurre nada más importante que hacer que divulgar el fondo. Es una prioridad realmente vital. Hacer content curation en el espacio físico no salvará a las bibliotecas de la crisis, pero me parece que toda ayuda es poca. Además, las bibliotecas en teoría no son muchas cosas que en la práctica acaban siendo: centros de enseñanza, centros de inserción, centros cívicos,… Todas esas funciones están implícitas en las misiones de la biblioteca pública. La función de divulgar conocimiento, también.

Imagen via WallPaper

Anuncios

3 comentarios en “Content curation en el espacio físico de la biblioteca”

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s