La biblioteca como editora y la cuestión de la calidad

libros_de_cabecera

Mucho se está hablando del posible papel de las bibliotecas como editoras. Ante las dificultades inherentes para las bibliotecas del actual modelo de las grandes editoriales en cuanto al libro electrónico, una buena vía de actuación para las bibliotecas podría ser actuar como editoriales.

Así, por ejemplo, Julio Alonso Arévalo recoge en Universo Abierto el proyecto de Jamie LaRue, de la Douglas County Libraries. LaRue imagina cómo sería el papel de las bibliotecas como editoras:

Al final cuando el autor termine su libro: La biblioteca les ayudó [sic] a escribirlo. La biblioteca le ayudará a conseguir la revisión final. La biblioteca le ayudará a proporcionarle información sobre un cierto nivel de protección de copia para el archivo. Le asesorará sobre cuestiones de copyright. La biblioteca mostrará  su obra y la hará accesible a la comunidad local. La biblioteca va a comprar copias múltiples basadas en la demanda del título. La biblioteca hará posible su descubrimiento para que otros puedan comprar  la obra desde el catálogo de la biblioteca.

Alonso también recoge en Universo Abierto un par de proyectos de plataformas de ebooks gestionadas por bibliotecas basadas en la autoedición. Laura Novelle, en BiblogTecarios, escribe sobre el proyecto de LaRue y las plataformas que comenta Arévalo.

La función de la biblioteca como editora encaja muy bien en el deseo de recuperar la biblioteca pública como un espacio físico al servicio de la comunidad de usuarios más inmediata, debido al constante peligro que las nuevas tecnologías suponen para las bibliotecas como centros depositarios de documentos.

Sin duda, apostar por la edición es una muy interesante reconversión del papel de la biblioteca pública. Pero no viene sin costes. Pensemos en una de las frases de LaRue:

La biblioteca va a comprar múltiples copias basadas en la demanda del título.

Aunque frases como ésa tienen su lógica, me parece que estamos en riesgo de enmarcar una idea novedosa utilizando criterios tradicionales, en este caso los de gestión de la colección de biblioteca, con la posible consecuencia del desaprovechamiento de un enorme caudal de talento. Para comprenderlo, pensemos en lo que ocurre en las redes sociales.

Como escribía en un post anterior, el acceso a las redes de información es democrático, pero la circulación de la información está condicionada. Aunque un nodo tenga una capacidad de innovación alta, sus producciones pueden quedar ahogadas en un mar de información, y morir en el anonimato. La biblioteca pública podría jugar el papel de nodo central, de influencer , a la hora de difundir trabajos autoeditados valiosos por su innovación, creatividad o valor informativo, recuperando parte del talento que se está perdiendo en las redes actuales… a condición de que apueste por esa función. Actuar como editora es una gran idea, pero el ansia por encontrar un nuevo papel que legitime a las bibliotecas ante el público no debería ser incompatible con la gestión de la calidad.

Es algo muy parecido a lo que ya sucede en la gestión de la colección tradicional de las bibliotecas públicas, con esa tensión siempre latente entre darle al público lo que pida e intentar divulgar otros tipos de materiales menos populares, pero no necesariamente menos valiosos. Cuando hablamos de la biblioteca como editora, me parece que nos situamos en una tensión parecida: el número de volúmenes editados gracias a una biblioteca en sí no tiene por qué ser un buen indicador. Y es que aunque los números y las estadísticas cuentan, y mucho, a la hora de evaluar la actuación de una biblioteca, también es cierto que puede haber matices importantes en esos números.

Por supuesto, aquí entramos de lleno en el tema de la “neutralidad” bibliotecaria. Pero, en mi opinión,  puede que las bibliotecas públicas también puedan ser hipsters, valando por la difusión de materiales más “especiales” al mismo tiempo que velan por los grandes números de préstamo y, en este caso, de edición de obras. O, al menos, eso creo: ¿qué opinas tú?

Imagen via TagStudy

 

 

 

 

 

 

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s